¿Qué es el método socrático y para qué sirve?

Sociedad - Moda y Tendencias 29 de mayo de 2022 Por Ani
El método socrático es una técnica antiquísima muy utilizada por educadores y psicoterapeutas.

El método socrático es quizá uno de los enfoques educativos más antiguos, cuyo objetivo principal es promover la autorreflexión y el pensamiento crítico. Este procedimiento consiste en un cuestionamiento constante, lo que ayuda a las personas a eliminar pretensiones de certeza y conseguir una comprensión más profunda de un tema en particular.

Como su nombre lo indica, este método se debe a Sócrates (470 a. C. – 399 a. C.), un filósofo de la Antigua Grecia que utilizaba la técnica para fomentar el pensamiento crítico en sus estudiantes.Este pensador es conocido por los diálogos que entablaba con diferentes personas; en ellos intentaba definir ideas generales complejas como la belleza, la justicia o la amistad.

A pesar de su antigüedad, hoy en día el método es implementado en diversos centros educativos a nivel mundial. Incluso, se ha convertido en una técnica muy utilizada por psicólogos en sus abordajes terapéuticos. 

Durante sus conversaciones filosóficas, Sócrates ponía en duda prácticamente cualquier perspectiva sobre el tema tratado. Aun cuando tuviera un conocimiento relativo sobre el mismo.

Por lo general, la aplicación del método socrático consiste en un diálogo entre dos o más personas; una de ellas guía, a través de una serie de preguntas, hacia la resolución de dudas y conflictos. Dicha guía es meramente asistencial, pues el objetivo de esta técnica no es dar una respuesta a las preguntas de otros, sino ayudar a que el otro profundice en su propia psique y reflexione sobre sus pensamientos.

¿Qué se debe tener en cuenta al aplicar este método?

Al momento de aplicar el método socrático es importante utilizar una serie de preguntas para analizar un pensamiento específico. Tener en cuenta que la participación requiere escuchar y un compromiso activo en todo momento. Es decir, no es suficiente con insertar un solo comentario en la discusión y luego estar en silencio durante el resto.

Hay que estar siempre abierto a aprender algo nuevo. No pretendas ser un sabio. Evita interpretaciones de pensamientos y respuestas como correcto o incorrecto.

Si quieres aprender este método, la mejor manera es acudir a los diálogos socráticos, escritos por Platón (como por ejemplo, el Fedro o el Menón). En ellos se evidencian las conversaciones de Sócrates aplicando esta técnica.

Te puede interesar